Armando Hernandez

armando-hernandez-04

Las generaciones de la música del norte de Colombia tienen en Armando Hernández a uno de sus más exitosos exponentes. Voz y acordeón líder de Los Corraleros de Majagual y de su propia agrupación, impuso éxitos de la talla de Pecado mental, Caballo viejo, La cosita, Cumbia de Doris, La carbonera, Loquito por ti, Muchachita arrabalera, Si vas para Chile y muchos más.
Nació en Magangué, Bolívar, el 4 de febrero de 1945. Incursionó en el mundo artístico desde joven cuando se inició cantando rancheras y boleros, así como las canciones de Guillermo Buitrago.
De su progenitor aprendió algunos secretos del oficio de dentista y en esporádicas emergencias le correspondió desempeñarse como tal. Con los ahorros de esos trabajos, compró instrumentos musicales y organizó su primer grupo musical.
Improvisando aprendió el manejo del acordeón instrumento que logró dominar a la perfección. Aprendió también a tocar la caja y la guacharaca.
Fundó su primera agrupación con el nombre de Grupo Kalamarí con la que amenizaba fiestas, hasta que le llegó la oportunidad anhelada: grabar. Su primera interpretación al acetato fue una obra de su autoría que compuso durante un viaje a San Andrés y que tituló Morenita. Salió en un disco a 78 r.p.m. que tuvo como respaldo Pecado mental. El tema Pecado mental causó gran impacto y por su éxito fue invitado a Venezuela en donde conquistó una gran audiencia.
Es cuando Antonio Fuentes –pionero de la industria del disco en Colombia– lo llamó para incorporarlo a Los Corraleros de Majagual bajo la dirección de Manuel Cervantes. Se unió al grupo a finales de los años sesentas e impuso éxitos como Caballo viejo y La cosita.
Armando Hernández ha trabajado con destacadas agrupaciones de música vallenata, como Los Hermanos Zuleta, Alfredo Gutiérrez y otras. En 1982 organizó nuevamente su propio grupo y tuvo resonantes éxitos.
Luego, en 1983, fue invitado para que dirigiera El Combo Caribe, con el que impuso hits como Cumbia de Doris, La carbonera, Loquito por ti y Muchachita arrabalera. Terminó por grabar con su propio conjunto en 1994 y consolidó éxitos como El guayabo y Momentos. Cuando lanzó Momentos, su nombre volvió a figurar internacionalmente. En 1995 realizó una gira por Chile, invitado por El Club de Leones de la ciudad de Coquimbo, país en el que cumplió con unos 20 bailes. Con esta invitación recorrió las principales ciudades de dicho país, empezando por Santiago, Viña del Mar, La Serena, Ballenar, Copiapó, entre muchas otras. No faltó la acogida de los medios de comunicación como la televisión y la radio que lo consideraron número uno en música tropical y de acordeón.
Momentos también le permitió triunfar en Panamá, Argentina, Perú, México, Ecuador y Estados Unidos, que disfrutaron al máximo con la música de acordeón de Armando Hernández. Pero en Chile fue especial, por ello fue nuevamente invitado para cumplir con distintas presentaciones en 1996.
Armando Hernández es un artista de muchos quilates en el mundo de la música tropical y de acordeón.

Canciones